viernes, 10 de octubre de 2014

LA LEY DE MOORE, IMBATIBLE CASI 50 AÑOS DESPUÉS

En mi último trabajo de la asignatura de informática me encontré con este texto sobre las leyes de Moore, ley cuanto menos interesantes y sobretodo curiosas, y que ha conseguido mantenerse vigente durante ya casi 50 años.
"La ley de Moore, imbatible casi 50 años después
Visionario, loco, erudito, suertudo, o cualquier otra cosa. Se ha considerado a Gordon Moore de muchas formas, y las opiniones sobre su ley, cuya principal idea es que aproximadamente cada 18 meses se duplica el número de transistores en un circuito integrado, son muy variadas a través de toda la Red, pero si hay algo que nadie puede negar es que la informática y los ordenadores no serían lo que son hoy si no se hubiesen teni­do en cuenta sus expresiones. La tecnología le ha dado la razón durante casi cincuenta años, y no encontramos mejor forma de comprobar esto que con una galería de ordenadores y procesadores que representan casi con exactitud la ley de Moore.

De acuerdo con los datos que poseía Moore, las mejoras en los métodos de fabricación y a las condicio­nes del mercado, había estimado que esta escalada se mantendría al menos por una década, pero en ningún momento había especificado un límite. Estamos a poco más de 45 años de aquel artículo se puede decir que la ley de Moore ha definido la informática moderna.
La ley ha tenido sus variaciones, pero no será eterna. Según las mismas palabras de Moore, hoy nos quedan pocos años de ley, hasta que se alcancen límites elementales que requerirán de métodos de fabri­cación que bien podrían afectar o eliminar por comple­to su aplicación. Según Intel, la ley de Moore dejará de cumplirse entre 2013 y 2018, cuando se alcance la fabricación en 16 nm, aunque existe la posibilidad de hacer procesadores más grandes, siempre y cuando se resuelvan los requerimientos de refrigeración. Los fabri­cantes ya están pensando en otras opciones. Mientras tanto, la ley de Moore sigue rigiendo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada