martes, 28 de junio de 2016

LII OLIMPIADA MATEMATICA ESPAÑOLA BARCELONA, MI VISIÓN DEL "CONCURSANTE"

Como prometí voy a escribir una entrada de las Olimpiadas desde el punto de vista de uno de los participantes (de los normalillos) que tuvimos la suerte de competirla. Espero que os guste.


Este año tocaba celebrar las Olimpiadas en Barcelona (a la vez que el Barça-Madrid), en la Politécnica y la verdad, es que se esmeraron en evitar que tuviéramos un segundo libre. Nada más llegar a Barcelona (con algún contratiempo que me impidieron llegar con mi profesor responsable y el medalla de oro del año pasado) nos equiparon con nuestras acreditaciones naranjas necesarias para hacer el examen, nos indicaron cual sería nuestra habitación las próximas tres noches y nos hicieron la foto correspondiente.
Equipo Castilla y León

Una cena tranquila para conocer un poco al resto de participantes y directos a la cama para dormir (aunque poco debido al extremo calor y sobre todo a los nervios) y a la mañana siguiente ya nos estábamos dirigiendo a realizar la primera parte del examen, ya sabéis tres horitas y media para tres problemas cuyos enunciados apenas superan las tres o cuatro líneas. Además de ser un examen duro, también fue uno de los más protocolarios que he vivido. Primero, nos nombraban por orden alfabético y tras enseñar nuestra acreditación esperábamos turno para hacernos una foto individual (aunque no se que ha sido de ellas) y nos dirigíamos a la sala del examen a buscar nuestro DNI y nuestro número asignado (el mío el 24) para encontrarnos con tres carpetas (una para guardar cada problema), una bolsa con nuestro DNI para guardar relojes, móviles y demás cacibaches y una botellita de agua y papeles para responder y mandar nuestras dudas, por escrito, al tribunal durante la primera media hora. Y, lo que más me sorprendió, ¡al fondo del aula había cinco mesas repletas de dulces y bebidas para reponer fuerzas cuando quisiéramos! (aunque confieso que apenas los probé, falta de tiempo). Tras todo esto, nos desearon toda la suerte del mundo, nos dejaron unos papeles del ministerio que firmar para un hipotético premio y, a las 10 exactas comenzamos con la primera parte de la LII OME (al final de la entrada colgaré los problemas con sus soluciones).



He de confesar que no fue el examen de mi vida, apenas resolví la primera parte del tres (para luego después del examen descubrir que me había equivocado con un fallo bastante importante), el segundo lo intenté sin obtener resultados decentes y el primero sí que lo conseguí, más o menos como todos los allí presentes. De hecho, recuerdo, que la gran mayoría estábamos hechos polvo y realmente afligidos por haber sido superados, quizá demasiado, por el examen y llenos de un sentimiento de impotencia y al menos en mi caso cierta sensación de incompetencia que se reflejaba claramente en nuestras caras y en el ambiente. La lucha por los oros y por los bronces ya estaba bastante diferenciada tras el primer día.

Por la tarde nos llevaron al  MMACA ("Museu de Matemàtiques de Catalunya") donde realizamos muchas actividades interactivas muy curiosas y tras ello se nos entregaron los diplomas por haber sido capaces de llegar hasta allí (aquí algunas fotos del museo).






Tras todo esto (y sus correspondientes partiditas de cartas con mis compañeros de habitación, los dos leoneses y unos catalanes muy majos) nos dispusimos a dormir para prepararnos para el segundo día de examen.

El sábado empezábamos a las 9:30, mismo protocolo (pero sin las fotos y con algunos llegando excesivamente justos de tiempo) y otros tres problemas con los que pegarnos durante tres horas y media. Yo había conseguido olvidarme del disgusto del día anterior y conseguí resolver el problema número cuatro (o al menos eso es lo que yo pienso y soy feliz haciéndolo), con el cinco no tuve mucho éxito y por último, con el sexto, pensé que había conseguido resolverlo, pero como muchos otros había caído en una trampa que había sido perfectamente tejida por y para nosotros y que solo uno los 77 allí presentes, el tercer clasificado en el computo global, fue capaz de resolver.

Por la tarde, una visita guiada para hacer tiempo para la corrección de exámenes y por fin, a las 19:30, el gran momento, la ceremonia de premios. Primero la presentación de autoridades, Xavier Jarqué (representando a la Asociación de profesores de matemáticas de Cataluña), Francisco Marcellán (presidente de la RSME), Miquel A. Essomba (representando al Ayuntamiento, o más bien dejándolo en ridículo, llegó bastante tarde y encima empezó hablando en catalán por error), Meritxel Ruiz (la Consejera),Violeta de Miguel (representando al Ministerio) y el rector de la Politécnica. El acto no tuvo desperdicio, en cuanto Marcellán tuvo la palabra, no paró de atacar al Ministerio lanzando verdades como puñales sobre las pésimas e inaceptables condiciones y tratos que se les da a la enseñanza y a la investigación en este país a lo que la representante del Ministerio trato de defenderse con poco éxito y bastante aturdida y descolocada.

Mesa de autoridades
Y tras todo el acto, prosiguió el nombrado de todas y cada una de las treinta y seis medallas (dieciocho de bronce, doce de plata y seis de oro) empezando por la última. Y comenzando por la medalla treinta y seis anunciaron: "décimo octava medalla de bronce, va para Castilla y León", los tres castellano y leoneses que estábamos juntos nos miramos con sorpresa y tras ello nombran "Alejandro Fernández Jiménez". No sé que pensarían los otros treinta y cinco que recibieron su medalla pero yo (además de chupar mucha cámara por ser el primero en subir al escenario) sentí una mezcla de emociones entre sorpresa (no me la esperaba), alegría y agradecimiento por darme el bronce treinta y seis (que suele ser una lotería en la que muchos no consiguen medalla). Castilla y León se llevó también la primera medalla de plata gracias a Aitor (a una del oro y de representar a España en las Internacionales, aunque estaba contento porque tampoco se la esperaba) y Don Marcos García Fierro, esta vez no pudo ser, Marcos ganó un oro y un bronce internacional cuando estaba en tercero de la ESO, sin embargo, "el excelente impulso" y "la grandiosa ayuda" que se da en este país a los que se dedican a pensar (no como a los que solo dan patadas a un balón) ha hecho que, en mi opinión, este país haya perdido una buenísima oportunidad de ganar su primera medalla de oro en unas Internacionales (pero bueno, ya sabemos como es España). Tras esto nos fuimos de cena y al día siguiente la delegación de Valladolid nos dedicamos a hacer algo de turismo. Aquí os dejo fotos de los medallistas y el listado de los treinta y seis alumnos pre-universitarios que mejor hemos combinado la suerte y la habilidad matemática este año.

Yo recogiendo mi medalla 31-36

25-30
19-24

16-18
13-15
10-12

9
8

Aitor 7

6
5

4

3

2

1

Equipo Olímpico Español 2016
Medallas Castilla y León

                    

Listado oros y platas
Listado bronces

Aquí os dejo un enlace a la página oficial de la LII OME:


Y un segundo enlace a los problemas resueltos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada